La cerveza Duvel, el demonio de las cervezas belgas.

Si quieres degustar una cerveza con personalidad propia, la cerveza Duvel, el demonio de las cervezas belgas, será sin lugar a dudas la elección más adecuadas.

La cerveza Duvel recibió su curioso nombre, tras una cata de presentación que realizaron en 1923, los cerveceros con las personalidades locales belgas.

Según cuenta la historia de la cervecera, el señor Van De Wouwer, zapatero local, quedó tan impresionado por los potentes aromas de la cerveza tras probarla, que exclamó en flamenco: “Nen echten Duvel” (esto es un verdadero demonio).   

Duvel, considerada todo un referente por los amantes de la cervezas Lager de mayor cuerpo, está fabricada desde principios del siglo XX, por la cervecera belga Duvel Moortgat.

En sus inicios de producción y comercialización, la cerveza Duvel era conocida con el nombre de Victory Ale, en conmemoración del final de la Primera Guerra Mundial en 1918.

Posteriormente en 1923, los propietarios decidieron cambiar su nombre comercial, debido a su alta graduación alcohólica de 8,5%, por el de cerveza Duvel, nombre por el que actualmente de la conoce en todo el mundo.

Aromas intensos y personales.

Si hay algo que caracteriza plenamente a la cerveza Duvel, es su aroma intenso con un ligero toque a pomelo y cítricos, que no pasa desapercibido.

Su sabor está también muy bien definido, con gran equilibrio y ligeramente picante, debido al uso de variedades de lúpulo de excelente calidad, que hacen de Duvel una de las cervezas más demandadas entre los aficionados de todo el mundo.

Un proceso de elaboración de 3 meses.

La cerveza Duvel tiene un proceso de elaboración de 3 meses. Esto le hace tener un sabor muy sutil y refinado, con un amargor ligero y lupulado.

Para conseguirlo, la cervecera belga deja germinar la cebada durante cinco días para obtener la malta y utiliza agua pura de manantial, que le aporta su sabor característico.

La temperatura determina otra de sus principales características, el color de la cerveza. El amargor lo obtiene Duvel al añadir diferentes variedades de lúpulos aromáticos checos y eslovenos que son reconocidos a nivel mundial por su alta calidad y exclusividad.

Duvel y su segunda fermentación en botella.

La cerveza Duvel se fermenta en primer lugar en depósitos, a una temperatura de entre 20 y 26°C, utilizando su propio fermento.

La cepa de levadura original que se utiliza, procede de Escocia y fue seleccionada personalmente a principios de los años veinte del pasado siglo, por el propio Albert Moortgat.

Tras madurar en los depósitos de almacenamiento en los que la cerveza se enfría hasta los -2°C, la bebida pasa a ser embotellada añadiéndose azúcares y levadura extra para que tenga lugar una segunda fermentación.

Esta nueva fermentación, tiene lugar en bodegas durante dos semanas más a una temperatura de 24°C.

Posteriormente se traslada la cerveza a otras bodegas con temperaturas más bajas durante seis semanas, con la intención de continuar su proceso de acondicionamiento y maduración.

Este sistema exclusivo de la cervecera Duvel Moorgat, con un periodo de maduración extra largo,  consigue un sabor más puro y refinado, que hace de la cerveza Duvel una de las de mayor calidad del mundo, sin duda un placer para todos los amantes de la cerveza.

En Central Beers tenemos a tu disposición la cerveza Duvel, junto a primeras marcas de gran demanda reconocidas mundialmente.

Desde nuestros inicios en la ciudad de Málaga, decidimos apostar también por las cervezas artesanales de calidad, elaboradas a nivel local, nacional e internacional, acompañadas de platos elaborados con dedicación en nuestra cocina con un único objetivo: Conseguir el maridaje perfecto.   

¡Te esperamos!.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies